Cercedilla y su comercio local. La chispa de la vida

Descubrimos en redes sociales, ese mar donde se puede encontrar prácticamente todo, esta fantástica foto.

Es una calle de Cercedilla, conocida, con establecimientos que a día de hoy siguen, algunos. Con fachadas reformadas o con nombres actualizados pero ahí están.

Como ven la calle está llena de vida. Hace buen tiempo, parecen los años 60 y la gente disfruta. Hay quien ha hecho la compra y un alto en el camino a casa para disfrutar de esa cerveza o de ese aperitivo.

Los hay que miran hacia la cámara porque conocen al fotógrafo o porque quieren posar. Otros, ajenos al objetivo que les enfoca, siguen animadamente su conversación. Los hay que parece que lleven horas y que no tienen prisa.

También vemos al tabernero en la puerta. Mira hacia la cámara como diciendo “qué, has visto cómo está de gente”, seguro que orgulloso de ser artífice de la felicidad de quienes disfrutan de su aperitivo. Es posible que sea domingo porque vemos muy cerrado Calzados Amable… ese día en que hay comercios que cierran por descanso. A ver si revolviendo un poco más por internet descubrimos alguna foto en la que esté abierte, éste u otros comercios. Esos lugares por donde la gente transita, compra, degusta, disfruta y que tanta vidilla dan a los pueblos.

Cuidémoslo como lo hacemos con tantas otras cosas vulnerables. Porque sin el comercio local todo sería más gris, más vacío y no tendríamos tanta facilidad para compartir una caña.

 

By |2018-06-07T00:16:50+00:00junio 7, 2018|Categories: Uncategorized|0 Comments

Leave A Comment